El B-Boy de Corea del Sur Hong 10 se ha convertido en el mejor breakdancer del mundo tras su triunfo en el Red Bull BC One, una especie de All Star del Breakdance. La competición reunió el pasado fin de semana en Sao Paulo (Brasil) a 16 de los mejores bailarines de break del mundo,llegados desde 11 países diferentes.Aunque no había ningún español invitado entre los 16 participantes, el BC One también ha contado con representación española: las dos chicasbarcelonesas de Lunatiks Constructions . Movie One y Sissi Boogie, ambas de Barcelona, consiguieron su billete al Red Bull BC One tras ganar la Battle of the Year 2006 femenina (el campeonato de Europa oficioso delbreak). En Brasil se midieron en un combate a una pareja de breakerslocales brasileñas, y pudieron disfrutar en persona de este All Star para B-Boys.Sao Paulo, una enorme ciudad vibrante y multicultural, fue el escenario elegido para la tercera edición del Red Bull BC One, la competición de referencia que marca las líneas de evolución del break dance. El escenario se construyó en el Memorial de América Latina, un símbolo de la unión del continente, rodeado por los magníficos edificios construidos por el conocido arquitecto brasileño Oscar Niemayer. La enorme carpa construida para la ocasión cobijaba a 1.200 espectadores: una mezcla de B-Boys, artistas callejeros, DJs, MCs, fotógrafos y aficionados al Hip Hop. 16 B-Boys llegados desde once países distintos compitieron para determinar quién era el campeón. Para lograr la victoria, había que superar tres rondas de combates a muerte súbita. La responsabilidad de decidir al ganador de cada enfrentamiento recaía sobre los jueces elegidos, reconocidas figuras de la escena internacional del break dance. El campeón Lilou, eliminado en primera rondaDesde el comienzo llegaron las sorpresas El campeón en 2005, el francés Lilou, perdió en primera ronda contra pronóstico contra Muxhimbinho, un jovencísimo brasileño de 17 años. El público explotó de alegría con la decisión de los jueces a favor de su breaker local, pero homenajearon a Lilou coreando su nombre cuando abandonaba el escenario. Otro de los mejores combates enfrentó al también francés Crazy Monkey, quien cometió un error fatal frente al brasileño Pelézinho que le hizo perder a pesar de sus increíbles saltos.